Recordando el legado de Don Luis A. Ferré

Hoy, en el día en que conmemoramos el natalicio de Don Luis A. Ferré, nos une y nos motiva la visión de un gran ser humano que soñaba con un Puerto Rico de progreso.

El Partido Nuevo Progresista es testimonio de que sus aspiraciones para Puerto Rico siguen vivas en cada uno de nosotros y de que, igual que él, no nos amilanamos ante los obstáculos que se interponen en nuestro camino.

Por eso, en honor a Don Luis, nuestro Partido, el que él fundó con metas claras y principios dignos, tiene que ser fiel a sus raíces de ser nuevo y progresista.  Nuevo porque continuamente renovamos nuestro compromiso con las causas que nos unen. Nuevo porque cada día buscamos nuevas formas de llevar nuestro mensaje de forma tal que llegue a todos los sectores de nuestra sociedad.  Y nuevo por que tenemos un mandato de nuestro pueblo para arreciar la lucha por la Estadidad.

También tenemos que ser siempre progresistas, proponiendo ideas que se ajusten a los tiempos en que vivimos, que reconozcan los cambios y retos sociales, y que tengan la mira puesta en el progreso que nos garantiza la unión permanente con Estados Unidos.

Cuando pienso en Don Luis Ferré, recuerdo su estilo de altura y decencia, su compromiso con la justicia social para nuestro pueblo, sus ideas de avanzada, y su misión de lograr la Estadidad para Puerto Rico.  

Su estilo de altura se consigna en dos conocidos dichos que recordamos.  “Lo cortés no quita lo valiente” y “la razón no grita, la razón convence.” Ferré siempre fue un caballero, un hombre de carácter noble que defendía sus ideas sin recurrir a ataques virulentos ni personalistas.  Pero su convicción era inquebrantable, su compromiso firme, y su ideología inamovible.  Por eso es el padre del partido político más grande y de mayor crecimiento en Puerto Rico.  

Por largos años defendió el ideal de la Estadidad, aunque no lograra sus aspiraciones políticas personales.  Nos enseñó que una derrota es temporera cuando la meta es más grande que una elección.  Y hoy, que nadie se equivoque, el Partido Nuevo Progresista sigue en pie de lucha camino a la igualdad!

Como gobernador, Don Luis decía “para que Puerto Rico progrese, su gente tiene que poder progresar”.   Y siguiendo su ejemplo, el Partido Nuevo Progresista es el que siempre busca mejorar la calidad de vida de todos los puertorriqueños.  Pero tenemos mucho trabajo por delante, porque este partido se fundó no solo para gobernar, se fundó para lograr la Estadidad y para traerle justicia social a nuestra gente.  

Don Luis decía que tenía prisa por hacer.  Hay que tener esa misma prisa.  Hay que sentir la urgencia que él sentía por alcanzar nuestras metas.

Hoy, no sólo honramos a Don Luis A. Ferré, su obra, su vida y su legado, renovamos nuestro compromiso a imitarlo y a seguir adelante hacia las metas que nos trazó.