Pierluisi reclama urgencia al gobierno para que la ayuda por el COVID-19 le llegue a la gente 

(24 de abril de 2020)-  El candidato a gobernador por el Partido Nuevo Progresista (PNP) Pedro Pierluisi, hizo público su reclamo de que las ayudas al pueblo de parte del gobierno estatal y federal lleguen con más celeridad, pues para la gente “la espera desespera”.

“Lo crucial es la eficiencia y rapidez en el desembolso.  El dinero en las arcas del gobierno no sirve de nada, tiene que llegar a manos de nuestra gente y nuestros pequeños y medianos comerciantes que están sufriendo directamente los efectos de la pandemia”, sentenció Pierluisi.

Ante el desembolso a Puerto Rico de $2,200 millones en fondos federales aprobados por el Congreso para cubrir gastos relacionados al COVID-19, entre otras ayudas del gobierno federal, el excomisionado residente enumeró algunas de las áreas primordiales en que debe dirigirse la ayuda federal.  

“La mayor cantidad de los miles de millones en fondos federales asignados a Puerto Rico tiene que ser utilizada para aliviar el daño económico que ha sufrido nuestra gente y nuestros negocios.  Sabemos que las ayudas estatales no son suficientes, por lo que se deben proveer ayudas y reembolsos a la gente y a los pequeños y medianos comerciantes directamente para compensar las pérdidas que han tenido junto a los costos adicionales para equipo de protección”, dijo Pierluisi.  “Hay muchas personas desempleadas y mucha necesidad económica, y en eso se tiene que concentrar el gobierno”, añadió.

El líder novoprogresista planteó que se debe crear un programa local similar al Programa de Protección de Sueldo (PPP, en inglés) de la Administración de Pequeños Negocios federal (SBA).  El Banco de Desarrollo Económico, las cooperativas y los bancos, pueden administrar el programa de asistencia local para allegar fondos, que pudieran ser condonados, a negocios que no pudieron tener acceso al programa federal para sobrepasar la crisis.  Este programa ayudaría en particular al sector agrícola, así como a los sectores de turismo y de entretenimiento que están paralizados y van a requerir de mucha ayuda.

Por otro lado, Pierluisi, quien ha insistido en que se abran los comedores escolares, también propuso que se tiene que crear un fondo de alimentación que complemente los beneficios del PAN y provea asignaciones monetarias a organizaciones sin fines de lucro a través de toda la Isla, los municipios y el Banco de Alimentos, entre otros.  “Hay que asegurar que todos en Puerto Rico, incluyendo las personas sin hogar, tengan el pan de cada día”.

Asimismo, Pierluisi manifestó que la pandemia del coronavirus ha creado mucho desasosiego en el pueblo, por lo que hay que destinar fondos para la salud mental, la prevención del abuso de menores, la violencia doméstica, los crímenes de odio y el acoso por internet.  “Estas situaciones de ansiedad y los problemas económicos causan aumentos en la violencia y los trastornos mentales que afectan grandemente a nuestra sociedad. Esto hay que atenderlo con mucha sensibilidad y responsabilidad”, dijo.

De otra parte, la Junta de Supervisión Fiscal publicó ayer que el gobierno de Puerto Rico solo ha desembolsado menos de una tercera parte del paquete de ayudas estatales que la entidad le aprobó.  “Hace un mes que se anunciaron las ayudas que totalizaban $787 millones, y nuestra gente no ha recibido la mayoría de esos fondos.  La burocracia no tiene lugar en esta emergencia. El gobierno tiene que ponerse las pilas”, afirmó Pierluisi

Añadió que ya sea con los fondos provistos por la Junta o con los fondos federales adicionales que acaba de recibir, el gobierno tiene que dotar a los departamentos de la Familia y el Trabajo de los recursos necesarios para que puedan atender diligente y ágilmente las reclamaciones de la ciudadanía por beneficios para asistencia nutricional y por desempleo, respectivamente. “Además, con estas mismas asignaciones el gobierno debe cubrirle a la ciudadanía cualquier gasto médico relacionado al tratamiento del COVD-19 que no haya sido pagado por el Plan Vital, Medicare, los planes Medicare Advantage o cualquier otro seguro médico”, indicó Pierluisi.

El excomisionado residente  dijo que todo gasto deberá cumplir con las guías y  requisitos establecidos por el Departamento del Tesoro federal  y fue más allá e hizo énfasis en que no se debe gastar el dinero federal en contratos a empresas o consultores con grandes planes e ideas que tardan meses y no le resuelven los problemas al pueblo.  “En eso sí que no se debe gastar el dinero federal, pues tiene que ir dirigido eficientemente a ayudar a nuestra gente y nuestra economía”.

Pierluisi manifestó que Puerto Rico va a superar esta crisis porque “nuestro pueblo ya ha probado en innumerables ocasiones que tiene la capacidad colectiva e individual de levantarse y salir adelante más fuerte que antes”.