Pierluisi emplaza a la gobernadora y al secretario de Educación a revertir decisión de dar fin al semestre escolar

Acusa al gobierno de claudicar a su deber y de que esa acción podría estar violando el derecho constitucional a la educación

Pedro Pierluisi, condenó la decisión del gobierno de Puerto Rico de cancelar el semestre educativo antes de tiempo por la situación del COVID-19, decisión que pudiera estar violando el derecho constitucional a la educación.  

“Educar a nuestros niños es una de las responsabilidades primordiales del gobierno y parece mentira que se hayan rendido ante los retos que presenta esta pandemia.  Es inaceptable y todos tenemos que levantar nuestra voz, pues la educación es un elemento clave para el futuro de Puerto Rico y para garantizarle a las próximas generaciones la capacidad de progresar”, sentenció Pierluisi.

El Departamento de Educación de Puerto Rico anunció hace varios días que pondría fin al semestre escolar y pasaría de grado a todos los estudiantes.  Este semestre de por sí, había sufrido retrasos debido a los terremotos de fin de año que pusieron en duda la seguridad de los planteles escolares.  El excomisionado residente catalogó como “una irresponsabilidad dejar a los niños sin el pan de la enseñanza con la excusa de que todos iban camino a pasar sus asignaturas, como si ya hubieran aprendido suficiente en dos meses”.  “Para todos los efectos, los estudiantes de escuela pública han perdido un semestre de clases, y eso no se puede pasar por alto, se tiene que reponer”, añadió el líder estadista.

Pierluisi insistió en que “lo importante es que sigan enseñando hasta que completen el currículo requerido para poder terminar el semestre, lo cual muy probablemente ocurriría en algún momento en el verano”.  De igual forma, urgió al gobierno a acelerar el paso en la entrega anunciada hace meses de proveerle computadores o tabletas a los estudiantes y garantizar el acceso al internet a todos nuestros niños.

El candidato a la gobernación del PNP, quien ha estado activo presentando propuestas y recomendaciones durante todo el período del toque de queda, presentó la semana pasada soluciones claras para el sector educativo que incluyen utilizar la Corporación para la Difusión Pública (WIPR) y sus canales disponibles para proveer educación por televisión.  Además, mencionó que los más afectados son los niños de educación especial, pues tienen una necesidad apremiante de recibir su educación y sus terapias.  También expresó que se deben utilizar los múltiples recursos que existen para complementar la educación a distancia, los cuales deben ser parte de la oferta del Departamento de Educación en estos momentos, en beneficio de sus estudiantes.

“Hay que pensar en el futuro de nuestros niños. Como padre y abuelo, estoy seguro que ningún padre o madre puede concebir que sus hijos pierdan su educación, y conociendo el compromiso de nuestros maestros del sistema público, estoy seguro de que todos están en la disposición de hacer lo posible por enseñar a nuestros niños” dijo Pierluisi.

Asimismo, desde el 7 de abril, Pierluisi ha estado abogando por la apertura de los comedores escolares. Ha recomendado que se utilicen los procesos que llevan a cabo diversas jurisdicciones en los estados que garantizan que nuestros niños vulnerables tengan acceso a nutrición a través del programa federal, lo que también plasmó en su propuesta para educación.

Pierluisi resaltó que “no hay excusa para claudicar ante la responsabilidad constitucional de proveer educación a nuestros niños, ni de pasarle la papa caliente a las organizaciones sin fines de lucro para que alimenten a los vulnerables. ¡Eso le toca al gobierno!”