Cuídate y protégete a ti y a tu familia

Hermana y hermano puertorriqueño,

Vivimos tiempos de gran ansiedad y preocupación relacionados al brote del coronavirus en nuestra isla.  Es importante que tomes las medidas necesarias para mantenerte en tu hogar y protegerte del contagio de este virus.  Reconozco que el toque de queda puede parecer una medida extrema pero la intención es protegernos. Te exhorto a cumplir y cooperar con las exigencias impuestas por el Gobierno para que juntos podamos vencer este reto.  Asimismo, mantente pendiente de los medios de comunicación y de las redes sociales oficiales para tener la información correcta y más actualizada.

Además, es esencial que todos seamos conscientes de que nuestros adultos mayores y personas con condiciones preexistentes son muy susceptibles a esta enfermedad para la cual no hay tratamiento.  Nuestros padres, abuelos y vecinos de mayor edad, así como aquellos que tienen su sistema comprometido, requieren que nosotros seamos extremadamente diligentes para proteger su salud y cuidarlos del coronavirus.

Te pido que, si conoces de algunos de nuestros hermanos de mayor edad que no tienen forma de conseguir sus alimentos o medicinas, les ayudes según tus habilidades o llames a las autoridades para que puedan asistirles, siempre tomando las precauciones de distanciamiento.

Como puertorriqueños somos un pueblo noble y siempre estamos dispuestos a ayudar.  Esta vez no es la excepción, por eso confío en que juntos podremos contener este virus, para que todo vuelva a la normalidad y podamos echar a Puerto Rico hacia adelante.

Cuídate y protégete a ti y a tu familia.