Pierluisi pide claridad en discusión sobre reapertura de la economía

El candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, exhortó hoy al gobierno a tener claridad en cuanto a los planes de reapertura de la economía. Pierluisi sostuvo que solo restan unos días para que caduque la orden ejecutiva con el toque de queda vigente y el pueblo no tiene información sobre qué piensa hacer el gobierno, qué industrias o comercios, si alguno, podrán abrir y qué limitaciones se mantendrán para los ciudadanos, entre otros asuntos. 

“El pueblo tiene todo el derecho a saber cómo se va a manejar la apertura de los comercios, las iglesias y los espacios públicos. Es necesario que haya un plan efectivo para ir reabriendo la economía y evitar efectos negativos mayores en nuestra Isla, como consecuencia del tiempo de cierre y las medidas para controlar el coronavirus”, sostuvo Pierluisi.  Añadió que el toque de queda se hizo en el momento que había que hacerlo, pero ahora urge establecer un plan de reactivación y sobre todo que los comerciantes y el pueblo sean parte de la discusión. “No puede estar eso solamente en manos de un escogido grupo que invitan a La Fortaleza, debe haber claridad en este asunto”. El excomisionado residente expresó que no se puede tratar el tema de la reapertura de comercios y lugares como las playas de Puerto Rico con secretos, como señaló un secretario del gobierno. “Los secretos en asuntos tan imp

ortantes simplemente no pueden tener espacio en el gobierno. El pueblo tiene derecho a saber. Estamos hablando de que solo quedan días para que venza la orden ejecutiva, y los comercios que vayan a reabrir necesitan tiempo para prepararse.  No hay porqué hacer esto a espaldas del pueblo”. 

Pierluisi catalogó de inaceptable la incertidumbre que existe actualmente en el sector económico de la Isla. “Desde hace mucho tiempo hay megatiendas abiertas, sin embargo, pequeños y medianos negocios que pudieran tomar medidas más fácilmente para tener controles de salubridad y limitar cantidad de personas, están cerrados. Hay mucha gente sufriendo las consecuencias de la falta de planificación. La economía está hecha cantos. Hay que seguir reabriendo con cautela, con los mecanismos establecidos de distanciamiento, mascarillas, desinfectantes y otros. Si provocan el cierre de más negocios y pérdida de empleos de nuestra gente, le harán un daño irreparable a Puerto Rico”.